Patatas a la importancia

 

Un extraordinario plato de diario que no lleva acompañamiento de carne ni de pescado. Una delicia culinaria que puede improvisarse en cualquier momento.

 

Ingredientes:

 

    1,5 kg de patatas

    1 plato sopero con harina

    4 huevos

    1 diente de ajo

    1 cebolla pequeña

    1 vasito de vino blanco

    Azafrán, perejil, aceite y sal

 

Preparación:

 

Pelar y cortar las patatas en rodajas grandes, echar sal, envolver en harina y posteriormente en huevo batido. Poner a calentar aceite en una sartén y freír las rodajas de patatas de cuatro en cuatro, hasta que estén bien doraditas. Colocar en una cazuela de barro, en capas pero holgadas.

 

Machacar el ajo pelado en un mortero, con un poco de sal. Añadir el azafrán y revolver con un poco de vino.

 

En otra sartén, echar tres cucharadas de aceite de freír las patatas y dorar la cebolla picada y muy fina. Añadir una cucharada de harina, dar unas vueltas y añadir lo del mortero, el resto del vino y el agua y verter sobre las patatas, pasándolo por un colador grande.

 

Espolvorear con perejil picado sobre el fuego y dejar cocer a fuego lento durante 35 minutos de servir.